Lo hermoso de los tatuajes pequeños

Los tatuajes pequeños en contra de lo que pueda parecer son más habituales y numerosos que los grandes.

¿A qué podríamos denominar tatuaje pequeño?. El primer criterio sería obviamente la medida, desde un punto (llamemos punto a hacerse un lunar) hasta un motivo realista que no supera los diez centímetros.

Pero este criterio es tan flexible que seguramente no nos pongamos de acuerdo en que es un tatuaje pequeño y que cada cliente y tatuador lo definirá a su modo.

Hablamos de tatuajes pequeños de manera popular de aquellos que no superan los diez centímetros y como he comentado antes, los que a simple vista nos resultan obviamente tatuajes pequeños, el lunar.

Hay que tener en cuenta que la zona donde lo situemos hará también de marco de referencia para establecer una medida y denominar un tatuaje pequeño.

Si tomamos como ejemplo el nombre de “Carmen” y al tamaño un poco mayor de nuestra escritura habitual y tipo de letra caligrafía del cole, unos tres centímetros y medio aproximadamente y lo colocamos en la espalda en la parte superior, tendríamos un tatuaje pequeño, pero el mismo tatuaje en la zona de la muñeca seguramente tendrá el tamaño perfecto.

No es fácil pero si satisfactorio

Los tatuajes pequeños en muchas ocasiones son difíciles de realizar , sobre todo cuando se tratan de motivos elaborados, dentro de estos podemos hablar de los micro-realismos cuyos detalles son tan abundantes como en tatuajes de mayor tamaño. No todos los tatuadores realizan este tipo de piezas y en su mayoría suelen ser muy experimentados.

Los tatuajes pequeños no dejan de ser tatuajes por su tamaño y requieren la misma atención y dedicación que otros de mayor tamaño.

Aprovecho este tema para hablar de los tatuajes llamados popularmente “tatuajes de tamaño normal”, que se supone que debemos entender los tatuadores con ese término. Es un tamaño entre tatuajes pequeños y grandes , pero tan difícil de determinar que lo mejor es que paséis por el estudio y tomemos “medidas”.

Los tatuajes pequeños se refieren en muchos casos a los nombre cortos y con tipografía de una sola línea y motivos que sean fáciles de representar sin incluir demasiados detalles.

Imaginemos un dibujo de líneas sencillas que no requiera un sombreado y cuyo tamaño haga posible que dichas líneas no se conviertan en una sola.

Cuidado que no cabemos

La falta de espacios es uno de los enemigos de los tatuaje pequeños.

La piel es un órgano vivo y como tal cambia y evoluciona.

Imaginaros un letra “o” de unos dos milímetros tan solo, con el tiempo se convertirá en un punto.

Cuando esto sucede en un tatuaje cargado de detalles no es importante pero en una palabra o frase, de esas pequeñísimas, el resultado no será el satisfactorio si bien es cierto que, a parte del tamaño, influyen más factores como el cuidado que le dediquemos a curarnos el tatuaje.

Dicho todo esto tengo que comentar que todos son tatuajes por igual y que el tamaño habrá que decidirlo según lo que más le que convenga al motivo que vayamos a tatuarnos, para ello dejaros aconsejar por vuestro tatuador.

Pin It on Pinterest

Share This